IMPOSIBLE ES SÓLO UNA OPINIÓN

“¡¡Eso es imposible!! ”. Esta era la reacción de los adultos cuando, con apenas 9 años, manifestaba mi sueño de ser deportista de élite de esquí alpino y acuático a la vez.

Años después, a mis 14 años conseguí ser campeona de España de ambos deportes. Entonces, cuando decidí que quería compaginar la profesión de dentista con el esquí náutico, volvían a repetir: “¡Eso es imposible!”

Y más tarde, cuando decidí abrir mi propio negocio en el Caribe, quedó claro que, para mí, imposible es solo una opinión. Entonces, me dijeron “¿para qué complicarte?…”

Probablemente me he complicado la vida más de una vez, pero perderme ha sido esencial para poder encontrar mi camino.

¿A ti también te han dicho que tus deseos son imposibles de cumplir? Pues quiero decirte algo, nada es imposible. ¡Tú también puedes! Demuéstrate que imposible es solo una opinión.

¿Quieres saber por qué?

Seguro que de joven, con toda la vida por delante, tú también tenías grandes sueños. ¿Recuerdas cuáles eran? Yo quería ser campeona mundial de esquí acuático. ¡Lo deseaba! Y estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para lograrlo.  

Pero…hay que ser realista.

Mi pasión requería dinero para costear los entrenamientos, competir en otros países, tener los mejores entrenadores, etc. Así que decidí estudiar Odontología para trabajar de dentista y conseguir los recursos para cumplir mi sueño.

Pero, como pasa muchas veces cuando somos jóvenes, mis expectativas fueron demasiado altas y pronto mi pasión se convirtió en una frustración. La universidad exprimía toda mi energía, no podía dedicar el tiempo que necesitaba a mi carrera deportiva y, además, dejé de tener vida social.

Después vino una grave lesión que hizo saltar por los aires mi carrera profesional y aparcó la ilusión de ser odontóloga porque ya no aportaba valor a mi meta deportiva.

Estaba confusa. ¿Qué debía hacer? ¿Abandonar la carrera? ¿Dejarla a medias? Opté por lo más difícil: SEGUIR ADELANTE.

Mientras acababa mi carrera me centré en descubrir mi propósito en la vida. También aproveché para viajar, aprender y conocer otra cultura en Niza, Francia, donde pasé un año con una beca universitaria. Y fue una gran decisión porque me ayudó a avanzar en diferentes aspectos de mi vida, salir de mi zona de confort y EVOLUCIONAR.

Lo único imposible es no cumplir con nuestros sueños.

Cuando acabé la carrera, seguía buscando mi propósito en la vida y emprendí una de las grandes aventuras de mi vida. Quería viajar por todo el mundo trabajando de dentista en diferentes islas francesas para costearme el viaje de la vuelta al mundo.

¿Y qué pasó?

Hay algunos trenes en la vida que no se pueden dejar escapar.

Cuando apenas llevaba medio año en la Isla de Sint Maarten surgió la oportunidad de comprar mi propia clínica dental. ¡Y me lancé a la piscina! ¿Por qué no? Esto me sirvió para adentrarme en el mundo de los negocios y dar un paso más en mi carrera profesional.

Tras tres años viviendo en esta isla en medio del Atlántico, empecé a sentirme estancada y aislada. Lo que hacía, dejó de tener sentido, nunca me había gustado mi trabajo, ni la isla en la que vivía y echaba de menos a mi familia y amigos…¡Tenía que cambiar!

Reflexionando sobre que dirección tomar en mi vida y conectando con mi propósito, me dí cuenta de que nunca me había sentido tan completa como cuando apoyaba a mis compañeros de equipo en torneos internacionales. Entrenarles, animarles y verlos superar con alegría sus propios récords era lo que más feliz me había hecho sentir. Sabía que tenía un don especial  y compartirlo con los demás me llenaba de felicidad. 

A menudo, la mayor felicidad reside en compartir momentos con los demás, guiarles en el camino, empujarles hacia el éxito…Darme cuenta de esto, me cambió.

Mi verdadero propósito en la vida era ayudar a los demás a encontrar y alcanzar sus propios objetivos. Me llevó años encontrar mi propósito, pero, al fin, podía reinventarme y construir mi nueva vida.

Y 3 años después, aquí estoy. Ayudo a las personas a encontrar su camino en la vida a través del coaching y el mentoring. Y puedo decir que a través de mi pasión y de reencontrarme, ¡encontré mi propósito en la vida!

Por eso, ¡VIVE TU PASIÓN, SIN MIEDO A PERDERTE PARA ENCONTRAR TU VERDADERO CAMINO!

Y recuerda,

¡IMPOSIBLE ES SOLO UNA OPINIÓN!

Tu Agente de Cambio,

2 Comment(s)

  1. Carina

    Hola Cristina! Hace tiempo te sigo en Instagram pero recién ahora leo tu historia completa! También soy Coach y como vos pienso que “imposible es solo una opinión”, y muchas veces esa opinión no siquiera es nuestra. Te mando un abrazo ahora mismo desde Uruguay aunque mi lugar de residencia desde hace años es Alemania.
    Carina Planamente

    marzo 10, 2018 at 11:48 am | Responder
    1. cristinademedrano

      Hola Carina! Muchísimas gracias por tu mensaje y por el soporte 🙂
      Te mando muchos ánimos y éxitos en tu carrera como coach.
      Otro fuerte abrazo para ti también!

      Cristina

      marzo 15, 2018 at 4:12 am | Responder

Write a comment

Cristina de Medrano